Parque Natural de Corrubedo

El Parque Natural de Corrubedo está compuesto por diferentes ecosistemas. En la franja costera se encuentra el largo arenal semicircular de 4 km de playa (playas Ladeira y Ferreira) tras el que se ubica el cordón dunar, con la duna móvil, la más grande de Galicia. Al sur de la Gran Duna encontramos la desembocadura de la Lagoa de Carregal, la playa de O Vilar y una amplia zona de marismas rodeadas por pinares. En el extremo sur del complejo natural se sitúa la Lagoa de Vixán dotada de un mirador con amplias vistas a la misma.


image-1065789-DunasdeCorrubedo-8f14e.jpg
Gran Duna

image-1065796-Acceso_praia_Vilar-c51ce.jpg
Playa de O Vilar

image-1065797-Vixán-aab32.jpg
 Lagoa de Vixán













Dolmen de Axeitos

Se trata de una estructura funeraria megalítica de época neolítica datada entre el 4000 y el 3600 a.C. Se compone de una cámara formada por ocho ortostatos cubiertos por una laja de piedra a modo de techo. Se conservan tres rocas que en su tiempo eran parte de un pequeño corredor.
La edificación llega en la actualidad a los dos metros.
Grabados en la piedra podemos encontrar diversos petroglifos que debido a su gran antigüedad son ilegibles.
Los dólmenes eran monumentos funerarios colectivos destinados a personajes de cierta distinción dentro de la comunidad.
image-1065793-portada_mirador_curota_b-e4da3.jpg

Miradoiro Monte Curota

El monte de A Curota cuenta con una altura de 596 metros, siendo el pico más alto de la Serra do Barbanza, espina dorsal de la península homónima que divide las rías de Muros e Noia y Arousa.

A Curota dispone de tres miradores. El Alto da Lagoa, que da hogar a una estatua del insigne Valle-Inclán, A Curota y A Curotiña, situado entre los ya nombrados.

Se trata de un lugar idóneo para disfrutar de una amplísima vista panorámica de las Rías Baixas y el entorno que las rodea.

image-1065798-Faro-9bf31.jpg

Faro de Corrubedo

Es un faro situado en la parroquia de Corrubedo. Está situado sobre una masa rocosa que ve su final en pleno Océano Atlántico. El faro se encendió por primera vez en 1854 y desde ese mismo año ha sido la frontera marítima más clara entre la ría de Arousa y la ría de Muros y Noia

image-1065792-Casto_cidá-d3d94.w640.jpg

Mirador Castro da Cidade

Se encuentra en un monte de apenas 210 metros de altura con un tamaño de 20.000 metros cuadrados de los cuales una pequeña parte está acondiciona para su visita. Pertenece a la a Edad de Hierro (hace más de 2500 años) y es un conjunto de viviendas circulares y cuadrangulares rodeadas de tres líneas de muralla. En este mirador no solo se puede disfrutar de los restos de la cultura de los castros, sino que se puede gozar de las vistas del Parque Dunar y de gran parte de la ría de Arousa.